Why Cubans Calling Casino “Salsa” Is Not a Good Reason for You to Do It, Too

Why should others do what Cubans themselves do not do? What’s the point of “staying true” to the name of casino when the Cubans themselves do not? And if Cubans themselves call casino “salsa,” isn’t calling casino “salsa,” just like Cubans do, showing respect for the culture? These are the questions I always get. And this is why these are the wrong questions to ask.

Olvidemos las figuras complicadas. Abordemos lo que realmente nos hace buenos casineros

¿Debería ser la única marca de un buen casinero o buena casinera el ser capaz de ejecutar figuras complicadas? Muchas personas piensan esto. De hecho, el sílabo de muchas de las academias y grupos de baile alrededor del mundo está confeccionado con esta idea en mente. Es hora de reconsiderar qué es lo que realmente nos hace buenos casineros.

El tornillo: qué es y cuándo hacerlo

El tornillo: luce fenomenal, pero es difícil de ejecutar. Y cuando por fin te sale…qué bien se siente. Pero también deben de hacerse en el lugar correcto de la canción con la que bailamos. Lee y averigua por qué.

El error que muchos instructores de casino probablemente cometen cuando enseñan 

Las clases de casino generalmente siguen este formato: los instructores pasan la mayoría de la clase enseñando una figura. Hacia el final, la música suena, agarras una pareja, y el instructor comienza a “cantar” la figura para que todos la ejecuten al mismo tiempo. ¿Pero debería ser este el formato? Al tomar en cuenta aspectos del comportamiento y cognición humanos, esta entrega te invita a cuestionar la manera en que las clases son enseñadas a la vez que sugiere modificaciones más productivas para el estudiante.

Figuritis: cómo está afectando tu baile de casino y cómo derrotarla

La figuritis nos afecta a todos al principio cuando comenzamos a aprender a bailar casino. La buena noticia es que hay una manera de vencer este virus: todo lo que necesitas es un entendimiento básico de la música con la que bailamos. Aquí está.